Como hemos podido ver, los involucrados en la mayor mentira no son solo Armstrong, Bruyneel y Ferrari, quien ya ha fue sancionado. Una larga lista de ciclistas han estado, están o serán sancionados, desposeídos y avergonzados públicamente, pese a que muchos de ellos han colaborado con la USADA para conocer la verdad. Se trata de Landis, Leipheimer, Hincapie, Hamilton, Swart, Vaughters, Frankie Andreu, Barry, Vande Velde, Livingston, Danielson, Zabriskie, Heras, el Triqui Beltran o White, quienes verán como su carrera estará, si no lo estaba hasta ahora, ligada para siempre a la red de dopaje más grande del ciclismo. Los que siguen en activo serán todos sancionados durante seis meses por dopaje, reduciendo su condena por colaboración con la USADA. Los más importantes casos son:

Floyd Landis: Fue en Phonak cuando su positivo salió a la luz. En el Tour de Pereiro, el primero sin Lance Armstrong, el americano dio positivo por el uso de testosterona sintética durante la ronda gala, exactamente en la etapa del 27 de Julio, en la que aventajó en más de siete minutos a Óscar Pereiro. Fue descalificado en Septiembre de 2007, trece meses después de conocerse la infracción. En 2010 el corredor remitió diversos e-mails a instituciones de ciclismo, medios y patrocinadores en el que confesaba que durante años usó productos dopantes, al igual que hicieron Zabriskie, Hincapie, Leipheimer o Armstrong, argumentando que el propio Lance y Johan Bruyneel les indujeron a realizar tal ilegalidad. A su declaración añadió que el tejano en una ocasión, tras la Vuelta a Suiza en 2001, llamó a Hamilton y Landis para explicar que había salido un positivo, pero “mi gente ha estado con la UCI, habrá una reunión y todo saldrá bien”. Pat McQuaid ha reconocido que en 2001, Armstrong y Bruyneel en 2001 donaron $100.000 para el desarrollo del ciclismo. Pese a no estar oficialmente retirado, no disputa competiciones oficiales desde 2010.

Levi Leipheimer: El Omega Pharma ha apartado al ciclista tras las declaraciones. Abandonó US Postal en 2001, y volvió a las órdenes de Bruyneel en 2007 para formar en el Discovery Channel. Peligran todos sus triunfos, especialmente sus dos podios en la Vuelta (2001 y 2008) y el tercer puesto en el Tour de 2007. Seis meses de sanción por dopaje.

George Hincapie: el eterno escudero de Lance ha caído, uno más. Participó en todos los Tours que el heptacampeón ganó y solo ahora, con ambos retirados y la certeza que la USADA le condonará los cargos a cambio, ha confesado la verdad. Se dopó al lado de Lance desde 1999 hasta 2006, año en que decidió intentar restaurar la credibilidad del ciclismo. Se retiró hace escasamente dos meses, pero la USADA ha decidido sancionarle con seis meses. Peligran sus triunfos, especialmente sus siete medallas en los Campeonatos de USA.

Tyler Hamilton: gregario de Armstrong hasta 2002, su calvario empezó con el fichaje por el CSC de Bjarne Riis, también ex ciclista que confesó haberse dopado. En 2003 hizo tercero en el Giro y cuarto en el Tour, pero cuando la Operación Puerto salió a la luz, Haimlton confesó haber seguido una planificación estricta de dopaje por parte de Eufemiano Fuentes. No fue sancionado y logró imponerse en diversas contrarrelojes, hasta que otros dos positivos, uno en Septiembre de 2004 y oro tras la Vuelta, obligaron a sancionarle. En Abril de 2005 recibía una sanción de dos años. En 2007 volvió al pelotón, pero tras otro positivo en Abril de 2009, la USADA le sancionaba con ocho años sin correr, pese a retirarse tras conocerse el positivo. En 2011 iniciaron sus acusaciones públicas al que fuera su líder de equipo hasta 2002, al que confesó haber visto inyectándose EPO en 1999, 2000 y 2001.

Christian Vande Velde: el más joven al lado de Lance junto a Landis, confesó que tras el Tour de 2001, que venció Armstrong, Ferrari, Bruyneel y el mismo ciclista le reunieron para recomendarle, exigirle, que siguiera el plan establecido. Que si dejaba el ‘método’, tenía que abandonar el equipo. Peligran sus triunfos, especialmente sus top 10 en los Tours de 2008 y 2009, o los campeonatos de USA en los que fue medalla. Será sancionado seis meses por dopaje.

Tom Danielson: También otro de los americanos que colaboró con la USADA, uno de los 26 personas que testificaron contra Armstrong. Se enroló al US Postal en el 2005, y solo participó en el último Tour de Lance, pero afirmó su participación en dicha red. Peligran sus triunfos desde 2005, especialmente la Vuelta a Austria o los Tour de Georgia. Será sancionado seis meses por dopaje.

En orden, Landis, Leipheimer, Hincapie, Hamilton, Vande Velde, Danielson, Zabriskie, Heras, Beltrán, Matt White y la celebración del séptimo Tour de Lance con Johan Bruyneel

David Zabriskie: ciclista de US Postal durante cuatro temporadas (2001-2004), participó en tantos Tours de Lance. Es el quinto americano que testificó contra el de Austin. Además afirmó que ‘sospechosamente’, el equipo siempre conocía las visitas de los vampiros con una hora, hora y media de antelación, lo que les daba tiempo a usar un suero salino para rebajar el nivel hematocrito. Peligran todos sus triunfos hasta 2004, especialmente el Campeonato USA de 2004 y la etapa de la Vuelta ese mismo año. Será sancionado seis meses.

Roberto Heras: Cayó el primero, a las órdenes de Manolo Sainz en la Vuelta a España de 2005 tras derrocar a Menchov en Pajares. Formó parte del US Postal desde 2001 hasta 2003, e incluso llegó a hacer top10 en el Tour y venciendo la Vuelta de 2003 a las órdenes de Bruyneel. En 2011 el Tribunal anulaba la sanción y su positivo quedaba renegado, podía volver a luchar por la Vuelta de 2005.

Manuel ‘Triqui’ Beltrán: en el US Postal desde 2003 hasta 2006, dio positivo por EPO en el Tour de 2008. En Agosto de 2009 le confirman la sanción de dos años. Es el segundo caso español de dopaje tras correr con Armstrong, del que solo se salva Chechu Rubiera.

Matt White: actual mánager del Orica-GreenEDGE, famoso por su videoclip Call me maybe durante la Vuelta de este año. El ex ciclista australiano dimitió la pasada semana de su cargo y pidió públicamente perdón: “No es algo de lo que me sienta orgulloso y presento mis excusas a los amantes del ciclismo, los medios, mi familia y mis allegados, así que ante los otros atletas que eligieron en esa época no doparse”

El que ha sido desde 1995 entrenador, mánager, amigo y confidente de Lance, Johan Bruyneel, es otro de los grandes afectados. Destituido de su actual equipo, el RadioShack Team y con el conocimiento a ciencia cierta que se trata de uno de los capos  de toda la red. Obligó a sus ciclistas a consumir, lideró una red de distribución de sustancias y defendió durante muchos años un deporte limpio. La segunda cabeza de esta historia.

Pat McQuaid, el presidente de la UCI ha caído como el que más. Las informaciones filtradas por la prensa americana que confirman que la Unión trató de ocultar los positivos con fajos y fajos de billetes deja en muy mal lugar al irlandés y la Unión. En escasas semanas se conocerán los resultados de toda la operación y considero que en ese momento, alguien debería preguntarse ¿Y ahora qué?. Algo debe cambiar.

Pat McQuaid, del Moral, Pepe Martí y Celaya

No por ser un tema intrínsecamente americano, no hay españoles en la red de tráfico y consumo de sustancias dopantes. Se trata de el médico Luis García del Moral, el masajista José Martí y el doctor Pedro Celaya, todos ellos participando activamente en los tres primeros Tours. En los testimonios de la USADA, considera que “usaban a los ciclistas como cobayas” o que “las sustancias eran buenas para su salud”. El primero, el doctor Del Moral llegó al US Postal en 1999 procedente de la ONCE con Johan Bruyneel y solía inyectar a los corredores sustancias “sin decirles que estaban recibiendo, aunque se lo preguntaran una y otra vez”. Hincapie, Landis o Hamilton declararon que dicho médico está muy implicado en la trama de dopaje sanguíneo dentro y fuera de la competición en los países de España, Bélgica y Francia. Citan, por ejemplo, una asistencia a Armstrong en el apartamento de Girona de George Hincapie en 2003. Por otro lado, Leipheimer declaró que Martí les vendía sustancias a ciclistas de otros equipos como Rabobank o Gerolsteiner, pero a cambio de no explicar nada a Bruyneel. Estos equipos aun no han hecho declaraciones al respecto.

El último gran involucrado en la trama Lance Armstrong es la archiconocida marca de ropa americana Nike, patrocinadora del ciclista de Austin desde 1999, del US Postal y posteriormente del RadioShack Team. Según el New York Times, el delegado comercial de la marca y banquero Thom Weisel facilitó $500.000 para ocultar un positivo del tejano a una cuenta suiza propiedad de Verbruggen, siempre basandonos en el testimonio de Kathy LeMond, esposa del ciclista francés Greg LeMond. Se trata del único patrocinador que no abandonó al ciclista cuando la USADA le atacó directamente, en Junio de este mismo año, y ahora empiezan a encontrarse los motivos. Las consecuencias todavía no se conocen, pero esta misma semana han confirmado que ahora sí, ha rescindido su contrato con el ciclista, ya que consideran “lleva más de una década engañando”.

Lance Armstrong es, obviamente, el gran perjudicado tras salir a la luz toda la verdad de la trama. El tejano probablemente se quedará sin los siete Tours que ganó entre 1999 y 2005, los cuales quedarán sin vencedor (Beloki no será ganador del Tour, por lo tanto). Además, la USADA pretende desposeerle de todos sus triunfos, logros y victorias, desde el Mundial de Oslo de 1993 hasta el podio del Tour 2010: 17 años de mentiras que cerraron ayer, día en que dimitió como presidente de la fundación Livestrong en un síntoma de rendición. Lance ya es historia, de la mala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *